Queridos Atenienses:

Hoy celebramos en todo el mundo el día de la POESÍA. La decisión de proclamar el 21 de marzo, coincidiendo con el equinoccio de primavera en el Hemisferio Septentrional, como Día Mundial de la Poesía, fue aprobada por la Unesco durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999. La Unesco anima a los Estados Miembros a tomar parte activa en la celebración del Día Mundial de la Poesía, tanto a nivel local como nacional, con la participación de las ONG y de las instituciones públicas y privadas.

Desde Ateneo Mijas queremos celebrar este día como mejor se puede hacer, difundiendo este género literario entre nuestros lectores, y para ello, hemos elegido una pieza del poeta español de la generación del 27,  MIGUEL HERNÁNDEZ.

En opinión de quien les escribe, esta pieza consigue con creces, el objetivo primordial de este género, emocionar, inspirar en el lector emociones y sentimientos, al tiempo que de manera magistral en el uso de los tiempos y la rima, se nos presenta  de manera bellísima un suceso que marcó la vida del poeta, la muerte de su mejor amigo. Lo sé, quizá alguno opine que una pieza que habla de la pérdida no es el mejor escaparate para una celebración, pero este poema en concreto, demuestra magníficamente cómo unos versos, una sucesión ordenada de palabras, son capaces de contener y transmitir un sentimiento tan fuerte como es la pena por la muerte de un ser querido, pasando por todas las fases del proceso de duelo, de la negación a la aceptación, con un mensaje de esperanza final.  Sin más dilación, disfrutemos de este día tan especial, leyendo esta excepcional poema…

ELEGIA A RAMÓN SIJÉ
.
(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, con quien
tanto quería.)
.
Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.
.
Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
.
daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.
.
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
.
Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
.
.Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta
.
Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.
.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte
.
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera
.
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
.
Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
.
A las aladas almas de las rosas…
de almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
.
(1 0 de enero de 1936)

Miguel Hernández

¡Feliz día de la POESÍA a todos!