La elaboración de los alimentos, sustento del ser humano, que nos ha acompañado desde los albores de la civilización, se ha convertido no solo en una necesidad, sino también en un placer para los sentidos.

Conforme avanzabamos en técnica e inventiva, esos avances fueron incorporándose al hecho de comer. Primero el fuego, y con el control de éste, se produjo la magia. Se incorporaron utensilios para su elaboración, los cuales fueron mejorando su sabor y su presencia. El desarrollo de la agricultura y la ganadería/pesca, influyeron decisivamente en la disponibilidad de los alimentos, y todo esto unido a la inventiva humana, convirtieron el hecho básico de comer, en un ARTE, LA GASTRONOMÍA. Este arte evolucionó y definió a sus artistas, cada región, cada país, tenía una forma diferente y característica de cocinar, adaptada a sus propios alimentos y gustos, y llegó a ser representativa de esas personas y lugares. Con la llegada de la ciencia moderna, esta incluso se aplicó a la cocina, haciéndola algo importante y valorado. Es por ello que no podía faltar en esta página, un apartado de cultura gastronómica, y específicamente, un apartado de gastronomía local, porque somos lo que comemos, pero también dónde lo comemos y con quién lo comemos. Nuestro país es muy rico en gastronomía, y concretamente nuestra región es conocida internacionalmente por ello. En esta sección intentaremos exponer cuales son los platos más típicos de nuestro pueblo, su historia y otra información relevante, para que esta herencia cultural, no se pierda en las generaciones venideras, y cumpliendo el objetivo de esta página, nos enriquezca a todos y cada uno de nosotros.

Seria muy interesante que este apartado tuviese un carácter altamente colaborativo, y que sean los lectores los que nos envien recetas propias de su barrio, o de su familia, de sus abuelos y padres y madres, contándonos cómo lo hacían y de donde lo aprendieron. Creemos cultura gastronómica local, ¡COLABORA!

A grandes rasgos, la gastronomía mijeña se caracteriza por una amplia variedad de sopas. En este sentido, destacan platos de la cocina local como el salmorejo, maimones, cachorreñas y gazpachuelo. Además de estas recetas, Mijas cuenta con una exquisita herencia árabe en sus dulces siendo los más conocidos los hornazos y los buñuelos, sin olvidar un excelente vino con Denominación de Origen que enamora a los paladares más selectos.

Platos típicos de Mijas

  • Ajo blanco con uvas moscatel. Se trata de una sopa fría elaborada con almendras, pan y ajo que se sirve acompañada de las uvas típicas de Málaga.
  • Salmorejo. Es un plato andaluz por excelencia. Se trata de una variedad del gazpacho que se toma también en frío. Incluye tomates, dientes de ajo, pan duro, aceite de oliva, vinagre, huevo duro y sal.
  • Gazpachuelo. Es una sopa de agua, pan y clara de huevo a la que se le añade, previamente, mayonesa diluida en el mismo caldo de la sopa. Después se condimenta con hojas de hierbabuena.
  • Sopas de Maimones. Es una variedad del gazpacho pero en este caso se come en caliente. Está elaborado con ajo, aceitunas y trozos de pan desmenuzados.
  • Sopa de ajos. Sopa caliente similar a la anterior pero mucho menos espesa. En este caso, el pan está cortado en rebanadas pequeñas. Se incluye también huevo y aceitunas.
  • Sopas cachorreñas. Esta elaborado con migas de pan que se dejan a remojo para luego trocearlas junto a ajos, aceite y pimentón. Después, se añade agua hervida con boquerones y almejas para incluir posteriormente bacalao y sal.
  • Sopa de pescado. Es una sopa caliente hecha a base de pescados blancos: pescadilla, merluza, salmonete, lenguado. También incluye zanahorias, dientes de aojo, cebolla, perejil, sal y gua.
  • Sopa de tomates. Sopa caliente con tomates, cebolla, ajo, pimiento, aceite y agua.
  • Sopa de limón. Sopa caliente con agua, azafrán, ajo picado, pimientas, almejas, limón y sal que se sirve con rebanadas de pan.
  • Ensalada Mijeña. Es una ensalada de patatas, bacalao, naranjas, cebolletas y aceitunas.
  • Hornazos. Es una masa de pan con levadura y huevo. Es una comida típica en Semana Santa.
  • Buñuelos. Masa de harina que se enfríe con abundante aceite y se puedo mezclar con agua, leche, huevo o levadura. También se puede rellenar con elementos dulces o salados.