Entrevista con los Autores: Guadalupe Eichelbaum, por Isabel Gámez.

Entrevista con los Autores: Guadalupe Eichelbaum, por Isabel Gámez.

    Hoy nos complace entrevistar a la escritora Guadalupe Eichelbaum, autora de novelas de estilos variados que tienen en común una temática centrada en la vida cotidiana y en la superación de adversidades. Nacida en Buenos Aires (Argentina) desde muy pequeña vive en España; Málaga. La escritura es su gran pasión. Ya de pequeña redactaba poesías, cuentos infantiles y relatos cortos que atesoraba celosamente en cajones, pero no fue hasta 2002 que publicó su primer relato corto “Mi lado de la Verja”, su primera novela; El peregrinaje de Rubén (2005) y siguieron otros relatos como “Tormenta de verano”, “Bajo el puente” (2008) y en este mismo año su segunda novela “Siempre en memoria”, “Tengo Pies” (2011), “El Ojo Blanco” (2014), “Eslabón de papel” (2016) y recientemente, “En busca de los Elefantes” (2017)

 

 Entrevista realizada a la Escritora, Guadalupe Eichelbaum

 

 

Ateneo Mijas. ─Es obvio, que para escribir hay que ponerse a “escribir”, pero, ¿Es usted muy exigente consigo misma en el proceso de creación de su obra? ¿Qué motivo le lleva a guardar un manuscrito para retomarlo más adelante?

Guadalupe Eichelbaum. ─ Para mí ponerme a escribir es más que un hábito, una necesidad, un acto instintivo, eso no significa, obviamente, que no implique un esfuerzo o una planificación. Soy exigente pero no tanto como para que ello frene mi creatividad.

En primer lugar, puedo dejar un manuscrito “en barbecho” solo para dejar que transcurra un tiempo y poder releerlo con mayor distancia. También si hay algo que no termino de ver claro en la historia.

A. M. ─ ¿Con cuál de sus obras ha tenido la sensación de estar viviendo entre los personajes?

G. E. ─ Con todas, eso es lo mejor de escribir.

A. M. ─Para usted ¿La escritura es más fascinante que la lectura? ¿Qué libro podría leer y releer sin cansarse?

G. E. ─ Son amores distintos, disfruto tanto de leer como de escribir.

No suelo releer mucho, salvo algunas excepciones, como “El principito” y “El señor de los anillos”.

A. M. ─¿El cariño por la literatura se le puede transmitir a los hijos? ¿A usted quien se lo transmitió?

G. E. ─ Yo creo que sí, simplemente ocupándose de que tengan libros a su disposición y de que te vean leer. Si, además, lees los libros que ellos leen y compartes impresiones, mejor que mejor. Hay muchas bibliotecas, por lo que tener libros a mano resulta fácil.

En mi casa siempre hubo libros y se hablaba de literatura, leer era algo natural.

A. M. ─En sus creaciones intercala verso, prosa… ¿Previstos, o imprevistos conforme avanza el desarrollo de la trama?

G. E. ─ No es algo que haga habitualmente. En “Tengo pies” intercalé poesías y fue totalmente previsto, formaba parte de los personajes, en la obra eran ellos los autores de las mismas y era una manera de ahondar en sus sentimientos.

A. M. ─ Su novela “El ojo blanco”, entra en el género de terror ¿Le ha sido complicado escribir ese género enfocado a preadolescentes y adolescentes?

G. E. ─ No, una vez que probé con el terror me di cuenta de cuánto disfrutaba pensando en lo que sufriría el lector al enfrentarse al texto, digamos que descubrí una faceta sádica de mi personalidad de escritora que no conocía, je, je.

A. M. ─ Su obra “Eslabón de papel” son 13 historias, trece voces, que no deja indiferente al lector, pero, ¿Cuál de ellas ha “atrapado” a la escritora? ¿Por qué motivo?

G. E. ─ Uff, ésta es muy difícil. Cada una es un pedazo de algo más grande, aunque sean historias independientes forman un todo que no estaría completo si faltara alguna de sus partes. Como aminoácidos que conforman una proteína.

Quizás las más impactantes sean “La gaviota” y “Sacrificio”.

A. M. ─ Las portadas y contraportadas elegidas ¿Cómo fue el proceso de selección?

G. E. ─ Con cada editorial el proceso es distinto. Estoy muy satisfecha con las portadas de “Tengo pies” (Edit. Aladena), “Eslabón de papel” (Edit. Azimut) y “En busca de los elefantes” (Edit. Independiente).

A. M. ─¿Dónde podemos adquirir sus libros?

G. E. ─ Hasta ahora he publicado con editoriales modestas, es posible que los libros no se encuentren físicamente en las librerías, pero se pueden encargar o bien se pueden adquirir por internet, en las páginas de las propias editoriales o en las páginas que se dedican específicamente a ello (Agapea, Casa del Libro,…)

Tengo pies” está descatalogada, por lo que no se puede comprar a día de hoy, confío en que pueda volver a editarse más adelante.

A. M. ─Hablemos ahora de la Autora… ¿Quién es Guadalupe Eichelbaum?

G. E. ─ Soy una mujer, con diversas facetas, como todos, con la suerte de saber cuál es mi vocación y de poder dedicarme a ella: la escritura.

A. M. ─ ¿Cómo vivió la primera edición del Día del Libro el pasado 23 de abril: Ateneo con los Autores?

G. E. ─ Estuvo muy bien, cumplió con dos objetivos: acercar a los escritores entre sí y, a la vez, a los lectores. Resultó un encuentro muy interesante, una ocasión de charlar con otros compañeros y compartir vivencias.

A. M. ─ ¿Quiere añadir algo a modo de despedida?

G. E. ─ Quiero dar las gracias a Ateneo de Mijas por su labor de promoción de la cultura y a Isabel Gámez por la entrevista y por su talante amable y entusiasta.

A. M. ─ ¡Muchas gracias por haber aceptado esta entrevista Guadalupe y el deseo tanto de la directiva y de los miembros de Ateneo Mijas, como el mío, de que sigas cosechando grandes logros literarios!

Por Isabel Gámez

 

Por |2018-06-13T20:44:12+00:00lunes, 11 diciembre, 2017|Literatura, Revista|