César Bona, un Maestro con letras mayúsculas.

 

El pasado viernes 20 de enero tuvimos el placer de poder asistir a una conferencia de César Bona, un profesor de primaria innovador que está consiguiendo grandes logros en sus aulas y ha captado la atención de una gran parte de la comunidad educativa.

Este último año ha saltado especialmente a la fama por haber sido seleccionado como candidato español para el premio “Global Teacher Prize 2016”, conocido como el premio nobel de los profesores, donde se seleccionan 50 profesores de todo el mundo y con un premio de 1 millón de dólares, habiendo quedado a las puertas del mismo, lo que le ha dado el sobrenombre de “el mejor profesor de España”.

También ha escrito varios libros relacionados con su proyecto educativo, como son “La nueva educación”, “Las increíbles aventuras de Don Quijote y Sancho Panza”, o “Las escuelas que cambian el mundo”.

  Pero estos no son sus mejores logros, su valor está cada día en clase donde consigue implicar a todos los alumnos, que todos se sientan importantes. Realiza distintas actividades que le han llevado por ejemplo a crear una protectora de animales virtual que se convertido ya en internacional “Children for Animals”, que niños analfabetos tengan pasión por la lectura, o arreglar conflictos expresándolos en un corto que realizan los propios niños.

  Durante su conferencia nos va dando pinceladas de su método. Lo más importante: el respeto, donde dice que si la educación fuera una pizza, el respeto sería la masa. La actitud y la coherencia son fundamentales para él, así como mantener la ilusión del primer día, tanto en los niños como en los profesores. La implicación de todos los alumnos, sabiendo que todos tienen algo único y especial que aportar a la clase, y la educación emocional son también pilares de su quehacer.

 En un aforo repleto de estudiantes de magisterio, César hacía preguntarse a los docentes si realmente tenían vocación, y les animaba a no instaurarse nunca en la mediocridad con frases como “la actitud es contagiosa, ¿merece la pena contagiarse de la tuya?”, diciéndoles que el secreto está en ir a trabajar con la ilusión del primer día siempre, aunque ello suponga ir contra corriente e ir apartando piedras del camino.

Esta tarde hemos visto y oído sobre todo a una persona valiente, un maestro que antepone siempre al alumno, por encima de clichés, burocracia, falta de medios y el resto de problemas de la educación, que como sabemos no son pocos.

 Damos desde aquí nuestra ovación particular a este profesor, que nos sirva de ejemplo a toda la comunidad educativa: docentes, padres, alumnos y administración, y al igual que hace el, empecemos a trabajar por mejorarla, cada uno en nuestra parcela y responsabilidad, en lugar de seguir quejándonos por sus problemas. Como comentó César, “sabemos que la escuela es el reflejo de la sociedad, pero desde la escuela podemos cambiar la sociedad”.

                                                                                                                       Ateneo Mijas.

PD.: Si quieres saber más sobre César bona, os dejamos algunos enlaces de artículos que hablan sobre él y su labor:

http://www.elmundo.es/espana/2015/02/02/54ce67d3e2704e3f168b457e.html

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-10-08/César-bona-mejor-profesor-espana-global-teacher-award_1048371/