Ateneo Gastronómico: pan de higo

Ateneo Gastronómico: pan de higo

Las tradiciones hay que conservarlas, y las culinarias entre ellas; sin embargo, nuestra frenética vida no nos incita a mantener ciertas recetas, ya sea por falta de tiempo o por la dificultad de su elaboración. Por lo que es tarea de todos transmitir a las nuevas generaciones la sabiduría de nuestros mayores, y ese fue el objetivo que nos planteamos la tarde del 28 de diciembre en nuestro segundo evento gastronómico al que hemos denominado ‘Ateneo Gastronómico: pan de higo’.

Pero pongámonos un poco en situación. Antaño, la disponibilidad de alimentos de forma inmediata no era lo usual, por lo que los excedentes debían reconvertirse en un producto más duradero; además, no podemos olvidar que los trabajos en el campo requerían que esos alimentos no necesitaran mucha conservación, de ahí, y con influencias árabes, procede el denominado  ‘pan de higo’.

A pesar de denominársele como «pan» el pan de higo no contiene ni harina ni trigo. Se elabora a base de higos secos y almendras molidas, formando una pasta compacta y densa. Se trata de una receta campesina, como ya hemos dicho, que se caracteriza por permitir la conservación duradera de los excedentes de higos y por constituir un alimento energético muy útil a la hora de realizar las duras labores de los campesinos de antaño. Es una receta típica de Málaga que también podía encontrarse en otras regiones del mediterráneo.

Hoy en día no es un postre muy común, y se elabora principalmente en la época navideña como degustación. Es por ello, que desde Ateneo Mijas quisimos rendir un homenaje a este delicioso manjar enseñándoles a la vez a los niños y niñas su elaboración.

Para ello nos reunimos en el Centro Cívico de Las Cañadas, gracias a la buena predisposición de su responsable, Susana, que nos cedió amablemente sus instalaciones. Allí los niños pudieron ver como se molían los higos y las almendras en un molino manual, ¡no hacía falta electricidad, ni darle a ningún botón!, era la primera sorpresa de la tarde. Nos costó un poco moler bien la masa de higos y almendras, pero finalmente se consiguió. Pepi Moreno, nuestra fantástica cocinera ya tenía todo listo para darle el toque de genialidad a la receta, una mezcla de especies y aguardiente que hace que la masa se convierta en ¡un dulce delicioso!, está fue la segunda sorpresa de la tarde, ya que los niños y niñas allí presentes no estaban acostumbrados a un sabor tan especial. Finalmente estábamos listos para comenzar a amasar y dar forma a nuestros panes de higos, todo quedaba en la imaginación de los más pequeños. Se llevaron pan de higo con forma de bollo, con forma de corazón, con forma de bollito…, ellos disfrutaron y aprendieron cómo elaborar este deliciosos postre, ¡objetivo conseguido!

En breve tendremos la receta en nuestra web.

Esperamos que os haya gustado y no dejéis de intentar elaborarla en vuestras casas.

Por | 2017-12-30T20:49:10+00:00 sábado, 30 diciembre, 2017|Gastronomía, Revista, Sociedad Mijeña|